Cómo empezar a escribir

¡Qué gran pregunta! Yo escribo desde que aprendí. Me gustaba mucho leer y escribir mi diario y cartas. Empecé con las historias más tarde y hasta escribía mini cuentos y revistas que repartía entre mis familiares cada vez que nos reuníamos. Gracias a la escritura he sido siempre capaz de explorar entre lo más hondo de mi imaginación y darle contexto con palabras, dándole vida a todas esas ideas y compartiéndolas en mayor o menor medida con el mundo. 

Te contaba aquí que ser escritor no significa haber publicado una novela. Escritor es el que escribe y el primer paso para escribir tu mejor historia es sencillo: empezar a escribir. Desde la prosa lírica hasta la escritura de diálogos, cada estilo tiene su propio encanto y desafío. Entre estos, el género epistolar destaca por su capacidad de conectar al lector con la voz íntima y personal de los personajes a través de cartas y que es una técnica que te recomiendo para iniciarte en la escritura. 

Otra técnica muy sencilla que te permitirá descubrir diferentes formas de expresarte es el journaling, o también conocido como: escribir un diario. Puedes añadirle las florituras que desees, pero simplemente dedicar un tiempo a describir tu día a día es un buen comienzo para dar rienda suelta a tus palabras en papel. 

Para aquellos que buscan iniciarse en la escritura, es importante conocer los diferentes estilos que existen. Empezamos por destacar 3. La narrativa tradicional se centra en contar historias a través de descripciones y diálogos, mientras que la poesía explora el lenguaje de manera más estructurada y emocional. Por otro lado, el género epistolar ofrece una forma única de contar historias a través de correspondencias ficticias, donde la voz del narrador se convierte en un personaje clave. Entender estas variaciones puede ayudar a los escritores novatos a encontrar su propio estilo y descubrir qué forma de expresión resuena más con ellos. 

Escribir no solo se trata de compartir nuestras historias con el mundo; también es una manera poderosa de explorar nuestro propio mundo interior y conectar con nuestra creatividad. Pero, ¿cómo empezar cuando la idea de compartir tus escritos te da vergüenza o te intimida? ¿o cuando sientes que no sabes por dónde empezar? 

5 consejos para superar la vergüenza al escribir

Es lógico que para la mayoría de los mortales, en una era en la que todo está sometido a juicio, se sienta intimidado a la hora de compartir un escrito: ¿y si no les gusta? ¿y si se ríen y piensan que es malo? ¿Y si ofendo a alguien? Hay algunos consejos que he aplicado yo misma que te pueden ayudar a dar el paso de empezar a escribir y no sentir miedo al compartirlo: 

  • Empieza por tu círculo de confianza: Comparte tus escritos primero con amigos o familiares que te apoyen. Sus comentarios positivos pueden ayudarte a ganar la confianza necesaria para mostrar tu trabajo a un público más amplio. Y si hay algo negativo en tus textos, seguro que te lo harán saber de manera amable y podrás mejorarlo, si tú así lo consideras. Recuerda que los gustos por la escritura, como por la comida y la ropa, por ejemplo, son subjetivos y que tu escrito puede no gustar a todo el mundo. Y eso está bien. 
  • Aceptar que la perfección no es el objetivo: Recuerda que la escritura es un proceso continuo de aprendizaje y mejora. No te preocupes si tu primer borrador no es perfecto; lo importante es que estás escribiendo y creciendo como escritor. Y en este punto, para seguir creciendo es importante tener la rutina de escribir mucho. 
  • Busca la crítica constructiva: Cuando estés listo para recibir comentarios ajenos a tu entorno, busca a personas que puedan ofrecerte críticas constructivas. Otros escritores, por ejemplo. Las críticas constructivas son una herramienta útil que puede ayudarte a mejorar sin hacerte sentir juzgado.
  • Participar en talleres online: Hay muchos talleres en los que puedes mejorar tu técnica y compartir tus escritos con más personas. También puedes encontrar en internet, comunidades de escritores donde compartir tus trabajos de forma anónima o bajo un seudónimo. Esto puede ser una forma menos intimidante de recibir comentarios y conectar con otros escritores.
  • Recuerda que todos los escritores fueron principiantes: Incluso los autores más exitosos empezaron desde cero. La vergüenza y la duda son sentimientos comunes entre los escritores de todos los niveles, pero con práctica y perseverancia, puedes superarlos. Tanto si quieres convertirte en un escritor de renombre, como si lo haces por gusto y satisfacción personal, el recorrido siempre es hacia arriba. 

La rutina para empezar a escribir

Superadas estas barreras, hay algunas estrategias que llevar a cabo que seguirán perfeccionando tu ténica, mientras que te permiten mejorar la escritura y te hacen estar cada vez más segura de tus textos y animarte a seguir y a compartirlos. 

Comienza escribiendo para ti. Un diario personal, un cuaderno de ideas en el que encuentres ese especio seguro en el que plasmar lo que piensas mientras experimentas sin presión. Puedes plantearlo como un borrador al que luego darle forma y sentido. 

Es importante que encuentres ese momento del día en el que puedas dedicarte a escribir regularmente. Te aconsejo que si no tienes la rutina establecida, lo hagas a la misma hora, como una tarea más entre tus otras tareas o actividades. Una vez cogido el gustito de escribir a diario, ya puedes hacerlo cuando te apetezca o te venga la inspiración. Te aseguro que una vez dentro de la bola, será más de una vez al día la que tengas que acudir a tu cuaderno de notas. Yo siempre llevo uno en el bolso. Para ayudarte en esto, te recomiendo que le eches un vistazo a este curso de disparadores de escritura que te guiará en este hábito de escribir sin pensar. 

Mejor hecho que perfecto. No pretendas escribir una gran novela, un best-seller. Dale caña a esos pequeños ejercicios de escritura, como breves historias del día a día, con los que irás ganando confianza y mejorando tu escritura. 

No te olvides de leer. Cuanto más lees, mejor escribes. Tienes más vocabulario, las palabras surgen con mayor facilidad, tienes más ideas. Sumérgete en la lectura de diferentes géneros y estilos y aprende de los que ya han publicado para apoyar tus escritos. La lectura será una de tus grandes fuentes de inspiración y aprendizaje. 

¿Has practicado la escritura libre? 

Si no la conoces, te la presento como una de las técnicas más eficientes para escribir sin juicios. Hay gente que lo hace de manera cronometrada, otros con la premisa de no levantar el boli del papel o los dedos del teclado. Sea como fuere, la clave está en escribir sin prar durante un tiempo determinado, en el que la gramática o la estructura no importan. 

Es el acto más inconsciente de tu día en el que vuelcas en tu escrito todo lo que se te vaya pasando por la cabeza. Sin pararte a pensar si tiene sentido o no. Este método puede ayudarte a superar el bloqueo del escritor y a liberar tu creatividad.

Cómo poner en práctica la escritura creativa

Hay varias opciones que puedes tener en cuenta para poner en práctica la escritura creativa en el proceso de empezar a escribir. Una de las más populares es crear un blog personal. Aquí puedes escribir de manera regular y compartir tus pensamientos o conocimientos sobre un tema específico, tanto de manera anónima como con tu firma. 

Otra opción es participar en concursos o desafíos de escritura. Yo me he presentado a varios concursos y, más allá del puesto en el que quedes, la satisfacción de haber formado parte de un reto y plantear todo lo necesario para conseguirlo ya ha dejado huella en mi y en mis escritos. Hay eventos recurrentes en redes sociales que te motivan a escribir con regularidad y además, te conectan con otros escritores. 

Como ya he mencionado, la escritura epistolar te va a abrir muchas puertas. Inventa correspondencia entre personajes históricos conocidos, o entre tus personajes imaginarios. Aprovecha para crear esos que tienes en mente y desarrolla unos textos divertidos y llenos de aprendizajes. 

Y, por supuesto, apuntarte a algún taller de escritura en el que someter a juicio constructivo tus escritos, mientras formas comunidad con personas con los mismos intereses que tú. 

Empezar a escribir es un paso emocionante hacia el autoconocimiento y la creatividad. Hay muchos géneros de escritura en los que puedes encontrar tu lugar, ya sea la narrativa tradicional, la poesía o el género epistolar. Es importante que encuentres tu voz y dejes atrás la vergüenza en pro de evitar el miedo a la hoja en blanco. 

El viaje de la escritura creativa es de ida. Te hará sacar lo que llevas dentro y ponerlo en palabras, te ayudará a mejorar tus habilidades de comunicación y a descubrir más sobre ti mismo y tu manera de ver el mundo que te rodea. Con cada palabra que pongas en el papel, te acercarás más a convertirte en el escritor que siempre has querido ser.

Luli Borroni

Categories: Empieza a escribir

Share

Categories: Empieza a escribir

by luliborroni

Share

Artículos relacionados